La marihuana y su olor

Si bien en los últimos años la marihuana se ha legalizado en algunos lugares del mundo para el cultivo medicinal y/o recreativo, aún son estigmatizados tanto fumadores como cultivadores de cannabis.

Debido a esto, y a la ilegalidad del cultivo de marihuana en muchos países,  los jardineros optan por un cultivo discreto o “cultivo sigiloso”,  donde la extracción de aire cumple un rol fundamental para evitar que el olor a marihuana traspase las paredes de la habitación y que tus vecinos puedan enterarse.

Para quienes no tengan problema y disfruten del olor a marihuana auténtico, este se conseguirá con un cultivo exitoso, libre de sobrefertilización , cortado en el tiempo y cuyo secado y curado sean lo más óptimo posible. 

Si buscas variedades con “más olor a marihuana” o cuyo olor es más “apestoso” una variedad con skunk como Green Tiger o con algo de cheese como London Cheese del Psycho Mix puede ser para ti, pero deberás buscar un buen sistema de filtrado ya que no pasarán desapercibidas y su aroma se impregnará en todos lados. 

Cultivo sigiloso

Lamentablemente, a no todos los vecinos les cae bien que alguien de la comunidad tenga un cultivo de marihuana. Hasta en regiones donde el cultivo es legal, algunos estados pueden exigir que el cultivo se mantenga en otro lugar para no incomodar a otros por el fuerte olor a marihuana.

Para controlar el olor a marihuana, algunos cultivadores usan una carpa de cultivo dentro del cuarto de cultivo, para que haya una doble protección. Los ventiladores con filtro de carbón también ayudan muchísimo a disminuir los fuertes aromas de las plantas. Por otro lado, cuanto más caluroso sea el ambiente, más va a emanar olor a marihuana de la habitación, por eso, es ideal mantener las plantas en temperatura baja utilizando algún control de temperatura.  Cultivar menos plantas también reduce el olor.

La mayoría de las variedades de marihuana emiten olor desde el comienzo de sus vida, pero se vuelve más fuerte cuando alcanzan la etapa de floración, por lo que al momento del riego, dependiendo de la cantidad de plantas que tengas en tu habitación de cultivo, es aconsejable trabajar con una vestimenta diferente a la que llevarás a lo largo del día, ya que el olor puede acompañarte por horas e incluso impregnarse de manera permanente (hasta el prox lavado) en tu ropa, lo que puede delatarte fácilmente.

El olor en las Catas de marihuana

Catar marihuana puede parecer una locura, sin embargo, es un oficio que se ha comenzado a reconocer de la mano de la legalidad del cannabis en diferentes partes del mundo, es así como aparecen los sommeliers, que al igual que en el mundo del vino, son capaces de reconocer ciertos olores característicos y puntuar las variedades.

el olor a marihuana es producido por los terpenos y estos pueden ser muy variados, una variedad puede ser más frutal, otra más cítrica, otra más terrosa o tener todos dentro de una, esto  dependerá de sus parentales.

En el momento de catar, los sommeliers pueden distinguir los principales terpenos  presentes en las variedades, sin embargo, ya hay aromas diferenciados; el olor a kush suele ser más dulce como nuestra OBG Kush, en cambio el de las variedades haze, como la Lebron Haze, es más cítrico.

Así hay una lista de los principales terpenos presentes en las variedades de cannabis que tendrás que distinguir al momento de elegir la que más te guste, cuanto antes aprendas a diferenciarlos, podrás catar tu mismo y transformarte en un sommelier de la cannabis. ¿Te gustaría hacerlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *