¿Cómo saber cuándo cosechar la marihuana?

La planta nos habla 

Como cultivadores es importante darle importancia a todo el proceso de cultivo pero también al de la cosecha. Desde la semilla hasta el momento de cortar la marihuana, cada paso y cada acción va a determinar la calidad de los cogollos o flores que vamos a obtener. 

Si posponemos demasiado el momento de la cosecha nuestras flores van a tener una concentración muy alta en cannabinoides y esto no siempre es bueno. Lo que un cultivador debe buscar en su cosecha es una producto equilibrado entre sabor, consistencia y efecto. 

Para saber cuando cortar la maria, es clave la observación de la planta en busca de señales que nos indiquen si es o no momento. Si notamos que los tricomas tienen un color lechoso y la flor está cubierta de resina, es momento de cortar. Cuando la planta ya está en su última semana de floración y las hojas se ponen amarillas y mueren, es momento de cortar.  

Tiempo de cosecha

Las plantas de marihuana tienen sus tiempos dependiendo el tipo. Cuando hablamos de plantas fotoperiodicas el tiempo de floración en las de menor porcentaje de satividad, como la variedad Rainbows, va a ser de aproximadamente 8 semanas y en mayor porcentaje de satividad, como la Pineapple Larry OG, de 9 semanas. Cuando cortar las autoflorecientes va a depender de la variedad. Cepas como la Critical Auto y la Northern Auto, tardan de 7 a 8  semanas desde la plántula hasta el fin de floración, aproximadamente. 

Por otro lado, si están buscando una rápida floración, la Lebron Haze de BSF es un caso excepcional, ya que es la sativa más rápida del mercado con un tiempo de floración de entre 7 y 8 semanas. 

Con respecto a los tricomas, esos hermosos criales que impregnan la flor, si notamos que tienen un color claro o transparente lo ideal es esperar. Cuando los tricomas se tornan blancos o ámbar están listos para cosechar. Si nos pasamos de tiempo, vamos a notar que casi todos los tricomas son de color ámbar o marrón claro.

Observar es aprender

Los tricomas nos da señales claves para entender cuándo es momento de cosechar. Al ser muy pequeños lo ideal es tener una lupa para poder ver con mayor precisión. 

La lupa de joyero es una buena opción ya que es accesible, pero no es una herramienta alta en tecnología. De todas maneras cumple con la función básica de aumentar la visión sobre nuestras flores. 

La lupa de mano es difícil para mantener un enfoque correcto. No es muy cómoda de usar pero con paciencia podemos observar en detalle los tricomas y colores que nos dirán si nuestra planta está suficientemente madura.

La mejor opción es un microscopio digital pero también es la más cara. Para utilizar este artefacto también es necesario disponer de una computadora portátil para ver los resultados. Si está la opción elegida es indispensable leer el manual del microscopio para aprovechar el uso. 

Lavado de raíces

Dos semanas antes de cosechar maria, la mayoría de los cultivadores lavan con agua limpia y sin fertilización adicional. Esto ayuda a que los químicos de los fertilizantes se vayan de las flores, así fumar se vuelve una experiencia más placentera y para nada nociva. Es ideal sumar este proceso para una cosecha más efectiva. 

Una cosecha más potente no es necesariamente mejor 

Si bien a veces un periodo largo de floración puede resultar en una mejor cosecha no siempre nos dará los resultados finales que estamos buscando. Si esperamos mucho para cosechar el sabor del cogollo puede convertirse en algo para nada placentero y si bien los cannabinoides pueden aumentar esto no quiere decir que el THC va a ser mayor o más efectivo. El arte del cultivo y la cosecha de cannabis se desarrolla con paciencia, observación, prueba y error. Como cada cultivador es diferente también lo serán los resultados que quiera obtener de cada cosecha. Conocerse como cultivador es la clave del éxito y esto solo se logra con tiempo y dedicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *